cainonline@gmail.com
23/9/2017 Editado por Raúl Racedo

05/01/2015

Delaware- El Tamaño del Gas Plume Sobre la Zona Oeste ilustra el Costo de la Fuga de Metano

Joby Warrick December

Cuba-Nuevo México

El metano se escapa de 40.00 pozos de gas en Nuevo México. En este desierto puesto de comercio, quizás carezca de color y de olor, pero no es invisible. Se lo puede observar desde el espacio.

 

 

Los satélites que barren la rica energía del norte de Nuevo México pueden detectar los escapes de gas de los equipos de perforación, los compresores, kilómetros de serpenteantes tuberías a través de los páramos. Desde el aire se observa como forman un penacho gigante: una permanente nube de metano sobre Delaware; tan vasta que los científicos dudaron de sus propios datos cuando estudiaron por primera vez el fenómeno hace tres años.¨ no podíamos estar seguros que esa señal fuese real ¨dijo el investigador Cristian Frankenberg.

 

 

Nuevo México fue el mayor ¨punto caliente¨ de metano verificado por la NASA y por los científicos de la Universidad de Michigan en octubre; es el más dramático ejemplo de lo que los científicos describieron como U$S billones de problemas de pérdidas: de metano del lugar de producción energética a través del país. Cuando el petróleo, gas o carbón se toman de la tierra, el poco metano - principal ingrediente del gas natural- a menudo se escapa para quedar a la deriva en la atmosfera, donde incrementa el calentamiento de la tierra.

 


El metano cuenta con el 9 % de emisión de gas de efecto invernadero en Estados Unidos; la mayor de las fuente - cerca del 30%- es el petróleo y el gas industrial, según muestran las cifras gubernamentales. Se dice que petróleo y gas producen 8 millones de de toneladas métricas de metano por año, demasiado para proporcionar energía a las familias asentadas en los distritos de Columbia, Maryland y Virginia.

 

En los próximos meses, la administración Obama anunciará nuevas medidas para reducir en Nuevo México la nube de metano mientras toma medidas enérgicas a nivel nacional debido al fenómenos que los oficialistas señalan como el erosionador de los ingresos fiscales y que contribuye con el cambio climático.

 

 

Los líderes republicanos que tomarán el control del senado prometieron bloquear las medidas porque dicen que podría estrangular la producción de energía doméstica al tiempo que caerán en picada los precios del petróleo y recortará profundamente las ganancias de las compañías. Los funcionarios de la industria dicen tener un fuerte incentivo financiero para frenar las fugas, y las compañías se mueven rápidamente en la modernización de su equipamiento.

 

Pero los ambientalistas relativizan las modestas restricciones del gobierno en cuanto a las fugas de gas pues podría cosechar recompensas sustanciales para los contribuyentes y para el planeta. Porque el metano es un poderoso gas de efecto invernadero -genera 80 veces más calor- atrapando en corto término la potencia por kilos, como el dióxido de carbono - y el derrame puede ser controlado si los Estados Unidos tiene alguna chance de cumplir sus objetivos de bajar de manera responsable la emisión que incide sobre el cambio climático, señaló David Doniger, quien encabeza el programa de política climática y el Consejo de Defensa de Recursos Naturales en un grupo ambientalista.

 

¨Esto es lo significante, la cosa más efectiva que la administración puede hacer para enfrentar la polución derivada del cambio climático y que aun no se ha comprometido a realizar ¨ agregó Doniger

 

 

El punto caliente del Metano.


 

El epicentro del punto caliente del metano en Nuevo México se encuentra en un tramo del desierto, hacia el sudeste de Farmington, en una región de hidrocarburo húmedo conocida como San Juan Basin. La tierra fue alguna vez hogar de la floreciente civilización del antiguo Pueblo Indio, que dejó tras de sí ruinas de templos y centros comerciales construidos hace 1000 años. En los tiempos modernos la gente se ha extendido hasta el área gracias a los vastos depósitos de uranio, petróleo, carbón y gas natural.

 

Las compañías energéticas han estado compitiendo para arrebatar las nuevas concesiones petroleras desde el comienzo del boom del gas de esquisto o gas Pizarra en los años recientes.


Pero muchos años antes de esto, Basin fue conocido como uno de los lugares más productivos de la región en cuanto a gas natural.

 


El Metano como gas rico está atrapado en formaciones bajo tierra y a menudo contiene depósitos de petróleo o carbón. Las compañías energéticas, al perforar los pozos, extraen el gas a través de las rocas o del carbón y lo almacenan en los tanques que hay en la superficie. El gas es transportado por tuberías o camiones a otras instalaciones donde será procesado.

 


Pero mucho de este gas nunca pasa al mercado. Las compañías que buscan petróleo algunas veces prefieren quemar o encender el metano antes que almacenarlo. En algunos casos, al se le permite escaparse o desfogarse en la atmósfera, así como simplemente derramarse inadvertidamente desde las filtraciones de las tuberías; además de esto, se lo somete a decenas de pequeños procesamientos en las estaciones unidas como tela de araña en los estrechos y sucios caminos que se entrecruzan en el desierto.

 

 

Para los grupos de ambientalistas locales, la quemá del gas es un recordatorio tangible de la desventaja de una industria que proporciona diez millones de dólares a la economía local así como a las arcas fiscales. Bruce Gordon, un piloto privado y presidente de EcoFlight, grupo ambientalista que monitorea el desarrollo energético en terrenos de propiedad federal, recientemente posó su monomotor Cessna sobre un gran pozo de petróleo cerca de Lybrook, Nuevo México. Señaló dos torres de llama naranja donde el metano estaba siendo quemado, una práctica que previene lo peligroso de una construcción de presión en el equipo de perforación porque eso desecha una enorme cantidad de metano.

 

 

 

 

 

¨Para estas compañías el gas carece de valor - el petróleo es lo que quieren, ¨ dijo Gordon. La quema convierte el metano en dióxido de carbono - otro gas de efecto invernadero- al tiempo que contribuye con la neblina marrón que algunas veces cubre la región en días soleados, ¨, añadió.

 

Los análisis de la NASA estiman que el promedio de extensión del penacho del gas en la pasada década estuvo por encima de los 2500 kmts cuadrados- y esto fue antes del reciente boom energético del petróleo de esquisto y de la fractura hidráulica llamada fracking, señaló Frankenberg científico de la NASA.

 

Remedios Posibles

 

Sin embargo detectar los derrames es mucho más fácil que fijarlos. La administración Obama está revisando una acogida de posibles remedios que alcancen para una mayor regulación de los costos que requiere las compañias de gas y petróleo para instalar equipos de monitoreo y dar pasos hacia el control de la perdida de metano en cada punto del proceso de producción. El anuncio de nuevas políticas por parte de la administración ha sido repetidamente retrasado en medio de lo que los funcionarios describen como un debate interno sobre los costos de las propuestas de competencia y, verdaderamente, sobre si el metano podría ser regulado separadamente de la mezcla de los otros gases que se desprenden como subproductos del petróleo y de la perforación de gas.

 

El American Petroleum Institute, la más grande asociación para el petróleo y para la industria del gas, sostiene que las compañías están listas para progresar en el recorte de la pérdida de metano al instalar equipos modernos que ayudarían en la reducción de las fugas. Las nuevas regulaciones son innecesarias y al final volvería más duras la competencia entre las compañías, dijo Erik Milito, director de API´s director de operaciones de exploración y de la industria.

 

 

 

¨Todas las compañías son fuertemente incentivadas a capturar Metano para ponerlo en el mercado, ¨dijo Milito. ¨No necesitamos la regulación que nos diga hacer esto¨

 

 

Para los ambientalistas el punto central de los problemas son las viejas tuberías y el anticuado equipamiento que es la fuente de pérdida de más del 90% del metano, de acuerdo con un reporte actual elaborado por un consorcio de formado por cinco organizaciones ambientalistas. El estudio señala que una curva relativamente modesta podría resultar en una reducción de la emisión del gas de efecto invernadero después de más de dos décadas comparables para el cierre de 90 plantas eléctricas de carbón.

 

Los autores del reporte saben que las medidas podrían ayudar a proteger a los contribuyentes que, despues de todo, son los propietarios del petróleo y del gas tomado de las propiedades federales, más aun si se incluye a San Juan Basin, en Nuevo México.

 

 

¨Las Buena nuevas es que las tecnologías son simples y prácticas ya que el petróleo y la industria del gas podrían reducir sustancialmente este gasto¨ dijo Mark Brownstein, asociado vicepresidente para el clima y la energía en el Environmental Defense Fund, uno de los contribuyentes del reporte.

 

 

¨No tenés que ser un ambientalistas para saber que la fuga de Metano es simplemente una pérdida de un valioso recurso nacional,¨ dijo.

 

Traducción Raúl Racedo  -Todos los derechos reservados ©

 

Fuente en ingles washingtonpost

 


 

 

 

 

Print del.icio.us Facebook Google Bookmarks Bitacoras.com FriendFeed LinkedIn Netvibes PDF Ping.fm Technorati Meneame Twitter

Comentarios (Agrega el tuyo)

Escribe un Comentario

Su correo nunca ser publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*
*
a

 

Copyrigth 2010/2011- cainonline.info - All Right Reserved - Programacion Fz