cainonline@gmail.com
23/9/2017 Editado por Raúl Racedo

03/02/2017

Trump y la primer ministra inglesa May en " lógica alianza"

El arranque del circuito Trump fue directo,sin  anestesia.

Como corresponde cuando los gobiernos buscan demostrar que las leyes internacionales relacionadas con los derechos humanos y otros fetichismo importan absolutamente nada, porque forman parte del imaginario colectivo y ese imaginario colectivo ha sido edificado sobre una falsa  realidad.

 

 

 

 

Dualidad

 

 

 

"No creo en las fronteras.Todos somos humanos y todos compartimos el mismo mundo y merecemos un lugar para vivir felices y saludables" le dijo a Al Jazeera Jessica Taube de 37 años ,quien  participó de una de las tantas movilizaciones llevadas a  cabo contra Trump y su xenofobia."Traje a mis hijos porque quiero que ellos aprendan que...esta era Trump  es la que va a salvar nuestra comunidad"

 

 

 

El día anterior miles de protestantes confluyeron en los  aeropuertos de todo el pais porque las noticias indicaban que tanto  inmigrantes como viajeros serían detenidos. Entre estos  últimos estarían los residentes que portan las tarjetas verdes de habilitación para entrada y salida de Estados Unidos.

 

 

 

Todo esto mientras la primer ministra inglesa Theresa May recibía una andanada de críticas por su tendencia a conciliar con la prohibición determinada por  Trump en contra de los ciudadanos pertenecientes a siete Estados musulmanes.

 

 

 

La versatilidad de la retórica desarrollada por May para justificar lo  injustificable estuvo lejos de transformar la acción de Trump en un mar de tranquilidad.

 

 

 

"La prohibición que afecta a refugiados,  inmigrantes y visitantes es un asunto estadounidense" dijo. Aunque su retórica sufrió un viraje pronunciado cuando posteriormente  señaló  que "estaba en desacuerdo con negar el permiso de entrada a USA."

 

 

 

La naturaleza del descargo de May se encontraba relacionada con otro problema, no con el que involucraba a 7  Estados  musulmanes; porque si estos eran echados a patadas importaba un corno.

 

El problema que enfrentaba May  era las consecuencias  a de la prohibicion sobre quienes poseen ciudadania dal en Inglaterra.

 

 

Entre dichas ciudadanias se encuentra la del  somalí No Farha , medalla de oro en juegos Olímpicos. Y el Iraquí MP (miembro del Parlamento) Nadhim Zahawi, integrante del partido  conservador de May. 

 

 

 

 

Print del.icio.us Facebook Google Bookmarks Bitacoras.com FriendFeed LinkedIn Netvibes PDF Ping.fm Technorati Meneame Twitter

Comentarios (Agrega el tuyo)

Escribe un Comentario

Su correo nunca ser publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*
*
a

 

Copyrigth 2010/2011- cainonline.info - All Right Reserved - Programacion Fz